Arte y naturaleza en mayor orquideario cubano
Prensa Latina / 2012-05-14

De fama internacional, Soroa atesora la mayor colección cubana de orquídeas junto a una atractiva compilación de acuarelas, inspiradas en la Aristócrata de las flores, muestra que añade hoy encantos al paraje serrano.

Más de 500 especies, nativas y exóticas, lucen por estos días todo su esplendor, a cielo abierto o bajo finas mantas, favorecidas por las lluvias y las cálidas temperaturas.

Además del seductor recorrido entre senderos empedrados, desde donde es posible apreciar el valioso patrimonio botánico, el vergel acoge a un taller en el cual convergen la ilustración científica y el arte.

Conocido como el pintor de las orquídeas, Jorge Lázaro Bocourt recrea las siluetas de ejemplares hallados en esa colina, obras que engalanan también el recinto expositivo.

Autor de centenares de acuarelas sobre la llamada Dama del reino vegetal, expuestas en el Orquideario de Soroa, el artista incursiona en creaciones de gran formato con la técnica de acrílico sobre lienzo.

Intento atrapar la magia de las variedades que crecen en la isla, en su mayoría de diminuta talla, admiradas por cultivadores y amantes de esa familia de plantas florecidas, declaró a Prensa Latina.

Sus pinturas develan una mixtura de apariencias y tonalidades, visibles en la armonía del paisaje.

Cada imagen se alimenta de la pasión artística y del rigor investigativo, asegura Bocourt, cuyas ilustraciones aparecen en cuatro libros.

Durante unas dos décadas -añadió- he dibujado casi todas las variedades que habitan en mi país, es mi deseo y desvelo, dijo.

Los trabajos aparecen en el texto Iconografía de orquídeas cubanas y en otros volúmenes dedicados a las flores de la Sierra del Rosario y la Ciénaga de Zapata, mayor humedal del Caribe insular.

Director del famoso jardín, combina el dibujo con sus exploraciones por distintas regiones del archipiélago, pesquisas que le permitieron encontrar una especie endémica de la península de Guanahacabibes.

La flor de pétalos amarillos, nombrada Encyclia Bocourti en honor a su descubridor, prolifera en áreas cercanas a la costa y sobrevivió a los embates de recientes huracanes.

Me interesa la labor puramente científica pero igual disfruto cuando me dejo llevar por la imaginación en medio de un ambiente muy propicio para la fantasía, donde las vistosas plantas y las sierras son protagonistas, aseveró.

Un tercio de las orquídeas descubiertas en Cuba crece en esta occidental provincia y en la vecina Pinar del Río.

Soroa -70 kilómetros al oeste de La Habana- abriga un patrimonio compuesto por medio millar de especies oriundas de diversas regiones del mundo, que lograron adaptarse al paraje serrano.