Nicaragüenses veneran tradiciones culturales de más de un siglo
Prensa Latina / 2012-03-25

Miles de nicaragüenses viajarán hoy con sus perros a la ciudad de Masaya para acudir a la tradicional misa que cada año desde hace más de un siglo celebran en honor de San Lázaro.
De todas partes del país llegan católicos con sus canes a la pequeña iglesia María Magdalena, del barrio Monimbó, de la localidad de Masaya, al sur de esta capital, con el fin de venerar en ese recinto una imagen del Santo, considerado protector de los animales.

Según Gustavo Herrera, activista de estas celebraciones, la tradición nació hace más de 100 años en aquel barrio indígena cuando era azotado por una peste negra o lepra de montaña, y los creyentes ofrecieron promesas a San Lázaro y sus animalitos.

Aunque la enfermedad afectaba a la ciudad, acosó principalmente Monimbó, pero sus habitantes recibieron el beneficio de la cura y desde entonces el quinto domingo de cuaresma el pueblo paga esa promesa y fieles de toda Nicaragua se unen para colocar ofrendas o mostrar gratitud al Santo, comentó.

Todo el día más de 100 mil personas llegan al templo, donde la festividad comienza con la misa solemne en honor a San Lázaro. Después muchos van a pagar sus promesas en compañía de sus perritos disfrazados, lo cual ha devenido una tradición cultural, relató en entrevista televisiva.

Por su parte, el director del Instituto Nicaragüense de Cultura, Luis Morales, informó en el mismo espacio de canal 4 de televisión que este año mantendrán la costumbre de premiar a la mascota mejor disfrazada.

Esta es una de las múltiples celebraciones que se realizan en el país por la proximidad de la Semana Santa, y también hoy numerosas agrupaciones teatrales desarrollarán en la norteña ciudad de Chinandega el V Encuentro Nacional de Judeas.

En el desfile previsto para este domingo cada Judea escenificará un cuadro de la vida de Cristo en una esquina distinta, como muestra de fervor religioso y respeto a las creencias heredadas de generaciones precedentes.